Navidad en rosa y menta, 2ª parte


Hace unos días os mostraba las primeras galletas de Navidad que he estado decorando para adornar el árbol. Como apenas tengo tiempo las voy haciendo de poco en poco y espero tener suficientes para colgar cuando llegue el día que lo ponga. Pero por si acaso, ya he ido comprando unos cuantos adornos en estos mismos colores para completar la decoración.


Son galletas de chocolate y canela decoradas con glasa blanca, rosa y "mint" y pintadas también a mano. Me gusta mucho combinar volúmenes hechos en glasa y añadir luego matices de color o sombreados con los pinceles.

De esta segunda tanda que he hecho, mi preferida es esta galleta del duende navideño con su enorme bastón de caramelo. El dibujo original que me inspiró creo recordar que lo encontré en Etsy, aunque viendo la imagen ahora mismo poco tiene que ver con mi versión en galleta.


Al igual que el duende, el dibujo del reno lo encontré buscando motivos navideños en internet.
El original llevaba monóculo, un enorme mostacho y ¡fumaba en pipa!
Como podéis ver en mi galleta esos detalles desaparecen, le hice algunos cambios para que fuera más simpático y menos estirado.


Si os apetece usar alguna vez ese tono "mint-vintage" hay que mezclar dos partes de azul por una de verde, y añadir una gotita de colorante blanco. Usé la misma fórmula diluyendo el colorante con agua para pintar sobre las galletas glaseadas.


Espero que os haya gustado esta segunda entrega de galletas en tonos pastel... a ver qué tal quedan ahora colgadas en el árbol!

Bola de nieve para Ivana {Cupcakes a diario}


Hace unos meses recibí una bonita propuesta de Ivana, del fantástico blog Cupcakes a diario.
Se trataba de un proyecto para hacer un calendario de adviento, consistente en que todas las "galleteras" invitadas, decorásemos una galleta con el mismo cortador.
El cortador es una bola de nieve y si os gusta podéis adquirirlo en su tienda online.
Por su tamaño y las posibilidades infinitas que tiene a la hora de decorar, creo que es una galleta ideal para regalar estas Navidades.

Me sentí gratamente sorprendida de que contara conmigo y ha sido un honor poder participar en este calendario junto a otras decoradoras de galletas a las que admiro profundamente: Mónica de Atelier Sucreme, Marina de Blaukitchen, Amaya de Dulce Merceditas, Maribel Ríos de Maribel Ríos Arts Biscuits, Miriam y Estíbaliz de Mensaje en una galleta, Mer y Mariapi de Muy Dulce Vinuesa, Julia de Postreadicción y Vanina de Viva la Tarta.



Como podéis ver, el collage con los trabajos de todas no ha podido quedar más bonito e incluye la bola de nieve decorada con el precioso papel de azúcar que Ivana también ha diseñado para este cortador.
Cada una ha plasmado en sus galletas su propio estilo, todas son muy diferentes y todas son absolutamente preciosas.

Si os digo la verdad... yo me siento un poco fuera de lugar entre estas "monstruas", que son mis "ídolas galleteras", pero me siento muy feliz de haber participado.


Ivana también tuvo el detalle de enviarnos su cortador del árbol de Navidad. ¿No es precioso?
Creo que es un obsequio ideal para los invitados en Nochebuena o Navidad. Ahí lo dejo ;)

Muchas gracias Ivana por tener ideas tan bonitas y por haberme invitado a participar.
¡Para mí ha sido todo un placer!

Curso con Vanina {Viva la Tarta}


El pasado domingo tuve la suerte de asistir en Madrid a un curso de galletas decoradas con Vanina del Castillo {Viva la Tarta}. Sus creaciones y diseños tienen un toque especial, un estilo inconfundible. Aprender de ella no tiene precio y las técnicas que enseña son fantásticas. Además de ser una persona encantadora que hace muy amenos los talleres, comparte sus conocimientos de una manera generosa y con explicaciones muy claras y sencillas. Consigue que hagamos sus hermosas galletas aunque no tengamos su talento.
El título del taller era "Glasa y magia" y desde luego que las galletas que hicimos son mágicas!
Glasa con volúmenes, pintura con pinceles y acabados sorprendentes.

Nunca hubiera imaginado que conseguir que una galleta parezca un oso de peluche se pudiera hacer de forma tan fácil. Y el efecto de corteza de la siguiente galleta me parece del todo espectacular. Con una maestra como ella, todas nos llevamos del curso unas galletas que apetece enmarcar inmediatamente.


Ya hice con Vanina un curso de pintura sobre galletas el año pasado y me enamoré de lo fácil y sencillo que lo hace todo. Consigue que sin tener idea de pintar ni dibujar, puedas obtener resultados más que aceptables en un único taller.


Pasamos un día de lo más agradable y coincidí con un grupo de gente con muchas ganas de aprender y (como decimos en Aragón) todas majísimas.
La verdad es que hubiera seguido decorando de buena gana si no hubiera tenido que volverme a Zaragoza esa misma noche.

Como me tuve que ir muy pronto, los últimos toques de algunas galletas los he dado en mi casa. Sabéis si pintáis galletas, que el glaseado ha de estar bien seco para conseguir buenos resultados, así que me llevé
"esta niña" tal cual estaba y en Zaragoza la terminé. La galleta de la niña lleva capas y capas finas de glasa para conseguir diferentes planos y volúmenes y aunque estuve tentada de dejarla en blanco (porque me encantaba tal cual) empecé a darle los toques de color en el fondo y no pude dejar de pintarla.

Antes:


Después:


¿Qué os parece coloreada? ¿mejor? ¿peor?
A mí me sigue robando el corazón en blanco...

Os enseño una última galleta que tiene ese efecto de madera decapada que me enloquece.
¡Me encantó aprender a hacer también esta técnica!


Si tenéis la oportunidad de asistir a uno de sus cursos no lo dudéis ni un instante porque está claro que vale la pena.
¡Muchas gracias por todo Vanina!